Primer Desayuno de Trabajo del Consejo Directivo 2019-2020, encabezado por el Licenciado Jorge Careaga Jiménez

Primer Desayuno de Trabajo del Consejo Directivo 2019-2020, encabezado por el Licenciado Jorge Careaga Jiménez

El 14 de noviembre del año en curso, tuvo lugar el primer desayuno organizado por el nuevo Consejo Directivo 2019-2021 que tuvo como invitado al Ingeniero Arturo Dávalos Peña, presidente municipal de Puerto Vallarta.
Encabezó el evento el Notario Lic. Jorge Careaga, presidente electo, quien dio la bienvenida a los asistentes, entre los que se encontraron: el Mtro. Victor Bernal Vargas, Director de Desarrollo Social, Lic. Jorge Villanueva, presidente de la Asociación de Empresarios de Puerto Vallarta Bahía de Banderas, Evangelina Sánchez, vicepresidenta de Canirac, así como a los expresidentes de Coparmex Puerto Vallarta, el Lic. Gabriel Igartúa y el Ing. Jorge García de Alba.
En su discurso, habló de la presencia del nuevo Consejo Empresarial en las Juntas Nacionales y en el Encuentro Empresarial 2019, donde retomó la metáfora que hizo Gustavo de Hoyos Walther, presidente de Coparmex nacional, en relación a los retos a los que llamó “cuatro jinetes” y que son pobreza sin movilidad, marginación regional, inseguridad y corrupción con impunidad. Retos que, dijo, hay que resolver de manera urgente.
El Lic. Careaga destacó los avances en materia salarial que Coparmex ha estado impulsando, desde sus trincheras y de manera muy comprometida, en cuanto al incremento al salario mínimo, para tratar de resolver la brecha económica y social, y en este sentido reconoció el apoyo del gobierno federal.
Recordó a los afiliados que está en el ADN de Coparmex ser un contrapeso crítico y propositivo, sin dejar de aplaudir los aciertos y señalar los errores, desde la perspectiva del crecimiento sostenible y justo para todos, e invitó al gremio a crear propuestas desde el conocimiento, la experiencia, el análisis y la información.
En ese sentido, frente a las políticas del gobierno Federal, dijo que no se trata de desmantelar lo que funciona, lo que ha llevado años consolidar como ha sido la creación de organismos e instituciones autónomas, una sociedad civil organizada cada vez más participativa, una prensa más independiente y crítica, un régimen democrático cada vez más sólido. Y precisó que esto no implica dejar de cambiar lo que no ha funcionado.
En un sentido autocrítico, habló de los retos que tiene Coparmex en Puerto Vallarta como son, en términos de representación, consolidar la unión de los empresarios, sumar más afiliados y fortalecer al sector con una participación más activa.

Asimismo, mencionó otros retos que deberán resolver de manera conjunta con las autoridades como mejorar las condiciones que sostienen la economía local, tanto para la atracción de la inversión como de las divisas, impulsar la conurbación de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas como un solo destino, y fortalecer la infraestructura.
Para ello, dijo, es imprescindible el diálogo con las autoridades: “estamos viviendo condiciones políticas sociales y económicas que nos exigen una dinámica más cercana con las autoridades: mesas de trabajo, diálogo permanente, participación en la agenda gubernamental y crítica constructiva con propuestas, para encontrar soluciones a los obstáculos que han impedido o distorsionado el crecimiento ordenado y sostenible”.
Por último, exhortó a los afiliados a continuar en este esfuerzo desde sus trincheras como inversionistas, como generadores de fuentes de trabajo, como agentes económicos, como actores sociales, como jefes de familia, comprometidos con el bienestar común, “con la tenacidad y el espíritu de lucha que nos caracteriza, redoblemos esfuerzos, sumemos a más afiliados, invitemos a los empresarios que siguen aislados a unirse a esta lucha que estamos emprendiendo desde hace 90 años”.

INSTITUTO NACIONAL ELECTORAL: AUTONOMÍA BAJO ASECHO

INSTITUTO NACIONAL ELECTORAL: AUTONOMÍA BAJO ASECHO

Si hay una materia en la que México ha avanzado en las últimas décadas es en el fortalecimiento de su democracia. La evolución del IFE y su modernización a través de diversas reformas legales, ha permitido que el –hoy– Instituto Nacional Electoral sea un órgano autónomo y eficiente, que brinda certeza y da confianza en los comicios electorales.
Sin embargo, la estabilidad de la máxima autoridad electoral no siempre ha estado garantizada. Sólo basta recordar la crisis postelectoral de 2006 y el cierre de avenidas en la Ciudad de México por parte del entonces candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador. El clima de incertidumbre y de confrontación política, derivó en la salida y renovación forzosa de algunos Consejeros Electorales incluyendo a su Presidente, abriendo un capítulo de inestabilidad y desconfianza en el instituto.
En toda democracia, la estabilidad de sus autoridades electorales es la condición más deseable, si se aspira a celebrar elecciones transparentes, participativas y equitativas. Por ello, resulta sumamente preocupante la propuesta legislativa a ser presentada en la Cámara de Diputados, con la que se pretende reducir el periodo en la Presidencia del Consejo General del INE, de nueve a tres años; estableciendo que dicho puesto sea rotatorio entre todos los consejeros electorales. Es decir, cambiar de Consejero Presidente cada tres años.

En Coparmex externamos nuestro absoluto rechazo a esta propuesta que no sólo vulnera la autonomía e independencia del INE, sino que compromete la estabilidad del instituto y de todo el sistema democrático mexicano.
Primero, porque atenta contra el marco legal. En el caso de que esta peligrosa propuesta llegara a prosperar en el proceso legislativo, estaría entrando en vigor el próximo año con la grave intención de remover al actual Consejero Presidente electoral, quebrantando el principio de Retroactividad de la Ley que establece nuestra Constitución Política en su artículo 14, que a la letra dice: “a ninguna Ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna”.
En todo caso, tendría que aplicarse a partir del nombramiento de los nuevos consejeros electorales, como es el caso de los cuatro que se elegirán el próximo abril y no, con el actual Consejero Presidente que ocupa el cargo desde 2014 y termina su gestión en 2023.
Otra grave afectación es a la autonomía e independencia del INE. Al reducir el periodo en la Presidencia a tres años, se atentaría contra toda la lógica con la que se diseñó su organización interna, para que los nombramientos de los integrantes del instituto no dependieran de los ciclos políticos –ni sexenales, ni trianuales– o de las mayorías cambiantes de una elección a otra. Y en este caso, habría un nuevo Consejero Presidente, coincidiendo plenamente con la gestión del Gobierno Federal actual y con la organización de las elecciones intermedias de 2021.
Igualmente, un cambio de titular cada tres años, generaría cierta inestabilidad interna, afectando las decisiones de mediano y largo plazos, como las que se toman en la Junta General Ejecutiva –que también preside el titular del INE–, donde se revisan aspectos técnicos o de relevancia primordial como es la materia presupuestal. Además, si bien todos los Consejeros tienen la misma voz en las decisiones del INE, el Consejero Presidente es quien determina las prioridades temáticas y la postura institucional en la agenda pública. Por lo que, para buscar estabilidad y confianza, es preferible mantener una visión continuista y no de modificaciones constantes como la que se está planteando con dicha propuesta.
En Coparmex, hacemos un llamado enérgico a los Diputados Federales a desechar cualquier propuesta legislativa que atente contra la democracia mexicana. Hacia adelante, debemos mantener la autonomía y eficacia del INE, que nos han permitido tener elecciones confiables y alternancia en los distintos niveles de gobierno, incluyendo por supuesto, al actual Presidente de la República.
Sólo con estabilidad y confianza en nuestras instituciones vamos a seguir avanzando en el proceso de transformación profunda de nuestro país.
Muchas gracias.

SECTOR SALUD NO PERMITE IMPROVISACIONES: COPARMEX

SECTOR SALUD NO PERMITE IMPROVISACIONES: COPARMEX

  • Advierte sobre riesgos en la eliminación del Seguro Popular.
  • Preocupante la eliminación del Fondo contra Gastos Catastróficos
  • Insabi contraviene el Federalismo

Después de ser aprobado por la Cámara de Diputados, el dictamen de Reformas a las Leyes de Salud, Coordinación Fiscal y de Institutos de Salud, que elimina el Seguro Popular y los recursos en la materia a los Estados, se pone en riesgo la adecuada atención y prestación de servicios de no establecerse claramente las funciones y alcances de la conformación del nuevo organismo centralizado llamado Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (INSABI).
En este sentido, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), hace un llamado a los integrantes del Senado a analizar dicho dictamen que además de contravenir el Federalismo, implica la desaparición del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, a través del cual se atendieron del año 2012 a la fecha aproximadamente un millón de casos, que por la complejidad del padecimiento con un alto costo por ser enfermedades consideradas graves, como las cardiovasculares, cáncer, hepatitis, trasplantes, y malformaciones congénitas.
Al formalizar dicho convenio los Gobiernos estatales con el INSABI, como lo contempla esta iniciativa, quedarían imposibilitados para hacer frente a las obligaciones que la Ley les atribuye y constituyen uno de los pilares para este sector, en rubros como planificación familiar, salud mental, así  como la organización, coordinación y vigilancia del ejercicio de actividades profesionales, entre otras muchas funciones.
Entre otros factores a tomar en cuenta está la centralización de los gastos de salud representaría que el personal sea transferido al Gobierno Federal, lo que según estimaciones tendría un costo de más de 17 mil millones de pesos, así como la claridad de la operación, mecanismo de gestión de financiamiento y participación del INSABI.
Coincidimos en que todo programa de salud es perfectible así como la relevancia del manejo transparente de los recursos en este y cualquier sector gubernamental, sin embargo por las implicaciones y trascendencia del ámbito de la salud, no permite improvisaciones y consideramos importante enriquecer y escuchar las voces del sector involucrado de la sociedad ante un replanteamiento de nuestra política de salud pública.

INSTA COPARMEX A UNA SELECCIÓN DEL TITULAR DE LA CNDH ALEJADO DE INTERESES POLÍTICOS

INSTA COPARMEX A UNA SELECCIÓN DEL TITULAR DE LA CNDH ALEJADO DE INTERESES POLÍTICOS

  • Hace un llamado a un proceso abierto con criterios claros de
    evaluación de los candidatos.

Hoy más que nunca se requiere de un nuevo titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), con un perfil independiente, alejado de cualquier índole política, partidista, religión o conflicto de interés, así como de un profundo conocimiento de las atribuciones de dicho organismo, con la finalidad de que sus recomendaciones sean emitidas en estricto apego a derecho.
Por lo anterior, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), hace un llamado a los Senadores, para que sea turnado el dictamen nuevamente a Comisiones y nombrar una nueva terna, que permita designar la mejor propuesta en el marco de un proceso de participación ciudadana y de parlamento abierto con objetivos claros para evaluar a los candidatos.
Al próximo Presidente de la CNDH, le tocará continuar con el trabajo de este organismo en un momento en que, de acuerdo a datos de la propia Comisión, México enfrenta un entorno crítico en el respeto y vigencia de los derechos humanos, como consecuencia de la corrupción, impunidad, violencia e inseguridad, la falta de cumplimiento de la ley, así como mecanismos efectivos para la rendición de cuentas.

El Poder legislativo tiene la trascendente responsabilidad de renovar la titularidad de esta Comisión, seleccionando a la persona no solo con las mejores aptitudes y conocimientos, sino además que garantice la confianza de los diversos representantes de la sociedad, agrupaciones, activistas, organizaciones no gubernamentales, entre otras instancias de la comunidad.
Instamos a un proceso de selección abierto y transparente, después del reciente registro de 56 aspirantes, quienes presentaron su plan de trabajo y expusieron las razones por las cuales se consideran aptos para el cargo y su revisión de la Comisión de Derechos Humanos y de Justicia tomado aspectos como trayectoria académica, conocimiento de marco jurídico nacional e internacional, participación en la promoción defensa, protección y observancia de la materia.
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos es, la principal entidad en la materia y posé autonomía de gestión y presupuestaria, así como personalidad jurídica y de patrimonio propios, con la facultad de emitir recomendaciones por las quejas que emiten los ciudadanos, así como de llevar ante la suprema Corte de Justicia de la Nación, las Leyes que considera son contrarias a la Constitución para que las autoridades correspondientes tomen las medidas necesarias para evitar o resarcir los daños.

COPARMEX HACE UN LLAMADO AL GOBIERNO FEDERAL A REPLANTEAR LA POLÍTICA ECONÓMICA

COPARMEX HACE UN LLAMADO AL GOBIERNO FEDERAL A REPLANTEAR LA POLÍTICA ECONÓMICA

  • Preocupa la tendencia de indicadores principalmente relacionados a factores internos como la certidumbre en los inversionistas.

Ante los preocupantes resultados en los indicadores del tercer trimestre 2019 de la economía en nuestro país, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), hace un llamado al Gobierno Federal para hacer los ajustes pertinentes y replantear su política económica.
El Presidente de Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther, destacó la preocupación del sector empresarial ya que en lo que va del año, se registra una tasa de crecimiento anual de enero a septiembre del 0.0%.
Explicó que la caída del PIB a tasa anual es la primera que se observa desde el primer trimestre de 2009. El proceso de desaceleración que hoy se materializa en una tasa negativa inició a finales del año pasado pero se acentuó a inicios de 2019, fortaleciendo la hipótesis de que la dinámica económica de México responde más a condiciones internas de confianza e inversión que a condiciones externas.
Agregó que el INEGI presentó las cifras del crecimiento del PIB para el tercer trimestre de 2019, en donde se indica que la tasa anual cayó -0.4% respecto del tercer trimestre de 2018. Comparado con el tercer trimestre de 2018, las actividades secundarias decrecieron -1.8% y las actividades terciarias con un crecimiento anual de 0% se encuentran estancadas.
En este sentido añadió que el subejercicio del gobierno continúa ya que el gobierno ha dejado de gastar 232,100 millones de pesos, recursos que estaban planeados para este periodo. Destacó el fuerte deterioro de un sector clave como es el de la construcción, puntualizando la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC), INEGI, muestra que la producción total de las empresas constructoras de julio y agosto mantuvieron caídas mensuales y anuales.
El Presidente de Coparmex manifestó que este incipiente crecimiento se explica solamente por el desempeño de las actividades primarias (3.5% trimestral). Por su parte, las actividades secundarias decrecieron (-0.1%) y las terciarias se quedaron estancadas (0.0%). Preocupa por que estas últimas representan el 95% de la actividad económica de México.
Finalmente el Presidente de Coparmex, manifestó que estas señales son altamente preocupantes, por lo que es necesario que ante un escenario complejo el Gobierno Federal busque los mecanismos necesarios para impulsar la inversión privada, generando confianza y certidumbre que compensen las señales adversas como el caso del aeropuerto y su política en materia energética.

Participación Social, clave para tener un México Ganador: Gustavo de Hoyos

  • Imparte conferencia el Presidente de Coparmex a cientos de
    estudiantes de la UVM

Para que a nuestro país le vaya mejor, requiere no solo de cada uno de sus habitantes, sino de ciudadanos que participen y se involucren en cada uno de los aspectos de nuestra comunidad.
Así lo señaló el Presidente de Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther, ante cientos de estudiantes de la Universidad del Valle de México (UVM), campus Coyoacán, en el marco de su conferencia un México Ganador.
En compañía de autoridades universitarias encabezadas por el Rector Bernardo González Aréchiga, De Hoyos Walther ilustró diversas estadísticas y rubros compartidos de México con otros países, haciendo referencia a la frase “la información derriba prejuicios”.
Reconoció a la UVM, por su calidad de programas académicos y por abrir este tipo de espacios de reflexión para su plantilla estudiantil, recordando que el CEO de esta universidad Luis Durán, es el Presidente de la Comisión de Educación de Coparmex Nacional.
Expectativas de vida al nacer, mortandad infantil, muertes por desnutrición infantil, acceso a la educación, Producto Interno Bruto per cápita, índices de pobreza y desigualdad social fueron algunos datos presentados.
Asimismo resaltó a los estudiantes como algunos de los grandes retos a vencer, son la pobreza sin movilidad, inseguridad física y patrimonial, corrupción con impunidad a los que denominó como los “Jinetes de la Apocalipsis“.
Finalmente cómo parte de los mensajes finales, el Presidente de Coparmex, señaló que uno de los retos que enfrenta la actual generación es diferenciar lo que se ha hecho bien para seguir por ese camino e identificar lo que está mal para juntos hacer el cambio.

POR UNA REFORMA QUE FORTALEZCA AL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN

POR UNA REFORMA QUE FORTALEZCA AL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN

Mientras las materias Constitucionales han impactado en el desarrollo institucional del país, el liderazgo de la Corte en asuntos de legalidad, ha permitido transformar el día a día de los ciudadanos. Por ello, no debe renunciarse a este papel trascendental, sino fortalecerse.

Este diagnóstico es coincidente en diversos sectores de la sociedad y se demuestra con la existencia de 99 iniciativas que abordan distintas preocupaciones y puntos de vista, y que pretenden reformar al ámbito judicial, desde una gran amplitud temática, ideológica y jurídica.

En Coparmex reconocemos que es momento de llevar a cabo una transformación del Poder Judicial de la Federación y por ello celebramos la iniciativa del Senador Ricardo Monreal del Grupo Parlamentario de Morena, para iniciar una gran discusión en la materia, donde se analicen todas estas posturas y se escuchen las voces de los tres Poderes de la Unión, pero también de los sectores relevantes, como la abogacía, la academia y la sociedad civil.

Con la presencia de los Ministros de la Suprema Corte, los Consejeros de la Judicatura Federal, los Magistrados del Tribunal Electoral, el Consejero Jurídico de la Presidencia, el Fiscal General de la República y Legisladores Federales, la semana pasada se dio banderazo de salida a las mesas de trabajo que conducirán a la “Reforma con y para el Poder Judicial”.

Por sí solo, este ejercicio de diálogo es ya relevante. Sin embargo, la seriedad en sus participantes y la inclusión de las distintas voces representativas de la academia, la sociedad civil y la empresarialidad, será la clave para definir una reforma profundamente modernizadora. La audiencia de esos actores, puede conducir a una reforma gravemente perjudicial para la eficiencia y autonomía del Poder Judicial.

En Coparmex, apostamos a favor de la reforma al Poder Judicial de la Federación, siempre y cuando ésta permita hacer frente a los añejos –pero actuales– desafíos que tiene esta esfera del quehacer público, sin comprometer la división y el equilibrio de poderes.

De no atender estas materias, la Reforma podría llevarnos a un debilitamiento institucional en el Poder Judicial. La existencia de mecanismos o la falta de ellos –que permitan un sometimiento de las decisiones judiciales a los intereses de los demás poderes, en especial al Ejecutivo– es el mayor riesgo que tiene la impartición de justicia en México.

Cualquier mecanismo que promueva la politización de la Suprema Corte de Justicia implicaría un desmantelamiento de su independencia y autonomía. Un ejemplo de ello, pudiera ser la idea de reducir la duración en el cargo de los Ministros, trasladándole al Senado la facultad para hacerse cargo de su ratificación para un segundo periodo.

Con ello, se estaría abriendo la posibilidad de incurrir en un conflicto de intereses por parte de la Cámara de Senadores, ya que, en la mayoría de las cuestiones constitucionales, sería la parte demandada y juzgada por los propios Ministros de la Corte, a los cuales tendría que ratificar en su cargo. Peor aún, si la reducción en el periodo pasara de 15 a 6 años, pudiendo coincidir con la duración en el cargo de los legisladores.

Otro grave riesgo, sería el debilitamiento de la carrera judicial, al abrir desmedidamente la puerta a cargos de jueces, magistrados y ministros a profesionales que provengan de otros ámbitos del Derecho, ajenos a la materia judicial. La apertura, sin duda, es un buen camino para transparentar y fortalecer el ejercicio del Poder Judicial; pero cuidando de nunca debilitar la preparación técnica especializada en la impartición de justicia.

Por ello, en Coparmex, como lo hemos hecho a lo largo de 90 años de historia –en los que hemos participado en los grandes cambios de la vida institucional de México–, vamos a pugnar por una transformación judicial profunda, que atienda sus principales desafíos y que evite, a toda costa, sus riesgos.

Los mexicanos tenemos de frente la gran oportunidad de redefinir al Poder Judicial y, con ello, transformar verdaderamente a México para los siguientes años y décadas.

A partir de una reflexión profunda, donde se tomen en cuenta las preocupaciones de todos los sectores, podemos avanzar en temas fundamentales como:

  • Procurar el principio de inamovilidad judicial. El plazo actual de duración de los Ministros es de quince años; una medida razonable que resultó de la Reforma Judicial de 1994 para eliminar la designación vitalicia de Ministros.
  • Reducir el plazo a seis años, atentaría contra este principio de inamovilidad, poniendo en serio riesgo a un pilar de nuestra función judicial.
  • Fortalecer al Consejo de la Judicatura Federal, con integrantes apartidistas, provenientes de la academia y de las barras de abogados, para que sea un órgano eficiente de administración, pero sin intervenir en las funciones jurisdiccionales de jueces, magistrados y ministros.
  • En este propósito, aumentar el número de Consejeros resulta innecesario y oneroso, contrario a las políticas de austeridad en el ejercicio de los recursos públicos.
  • Revisar y mejorar los procesos de selección de ministros, magistrados y jueces, para asegurar que los profesionales más capacitados sean los que decidan la materia judicial.

Es un buen momento para explorar otros métodos donde se escuche la voz experta de la academia, la abogacía y la sociedad civil. Igualmente, debe prescindirse de Ministros que tengan un perfil político o que hayan participado –en los últimos años– en actividades con afiliación partidista.

  • Fortalecer los mecanismos de Control Constitucional, tales como las Acciones de Inconstitucionalidad, las Controversias Constitucionales, el Juicio de Amparo e incluso las acciones colectivas. Pequeños ajustes en la Ley pueden lograr un gran impacto en la vida institucional del país.
  • Modernizar los mecanismos presupuestales asignados al Poder Judicial, sobre todo, en el ámbito local. Porque al fortalecer los tribunales en todos sus niveles, fortalecemos la impartición de justicia en el país.
  • Combatir las prácticas de corrupción e impunidad al interior de su personal, con nuevos mecanismos de transparencia y rendición de cuentas. Pero también con respeto a los derechos de los funcionarios y empleados de carrera.
  • Promover nuevos mecanismos de fortalecimiento a la carrera judicial, para que los mejores especialistas accedan a los distintos cargos por mérito y avanzar, con ello, en la erradicación de la lamentable práctica del nepotismo.
  • Revisar las facultades disciplinarias al interior del Poder Judicial, para volver más eficientes los castigos y sanciones a los jueces que cometan actos indebidos.
  • En contraparte, profundizar en una regulación integral al gremio de abogados, que permita fortalecer su ética y profesionalismo en el ejercicio de sus tareas.
  • Promover nuevos sistemas alternativos de solución de controversias, para fomentar la mediación y desahogar la saturación en los tribunales. De impulsarse, se requerirá –paralelamente– del involucramiento por parte de las 1,900 universidades que imparten la carrera, para enseñar a los abogados nuevas herramientas de medicación y no solamente de litigio.

La modernización del Poder Judicial de la Federación permitirá renovar al sistema de justicia, hoy en día quebrado, llevando la protección de la Ley a más sectores de la población.

Hoy existe la coyuntura y las condiciones idóneas para reformar al Poder Judicial, sobre todo, ante las alarmantes cifras de violencia y delincuencia que han crecido en los últimos lustros. Ése es el mejor indicador para transformar lo que hoy no funciona, manteniendo las capacidades y las estructuras que sí sirven.

En Coparmex hacemos un llamado a los Poderes de la Unión y a los sectores de la sociedad que quieran participar en este trascendental ejercicio de reflexión profunda. Como organismo de representación empresarial, estamos listos para sumarnos a este gran diálogo nacional que nos permita hacer realidad una Reforma de Estado en materia de justicia. En nuestras manos está, hacer de México un país más justo, más incluyente y más próspero.

Señal Coparmex || Revelación Forzosa de Esquemas Reportables: La Nueva Inquisición Fiscal

Señal Coparmex || Revelación Forzosa de Esquemas Reportables: La Nueva Inquisición Fiscal

El combate a la evasión y a la elusión fiscal es un ejercicio común entre los gobiernos de todo el mundo; incluso, es una materia que desta0ca en las agendas de trabajo de foros internacionales como el G20 y la OCDE. Es perfectamente entendible que las autoridades hacendarias de los países busquen reducir las pérdidas multimillonarias que estas prácticas les produce cada año, comprometiendo los recursos que bien podrían destinar a gasto social o a inversión productiva de largo plazo.

México no es la excepción. En la última década, la lucha contra la evasión fiscal ha permitido que lo dejado de recaudar sobre el valor de la economía se haya reducido a la mitad. El actual Gobierno Federal ha decidido continuar estos esfuerzos, con especial énfasis en identificar el uso de facturas falsas; para poder elevar la recaudación fiscal y, con ello, obtener un mayor margen de maniobra en el ejercicio del gasto público.1500

En Coparmex, coincidimos en la necesidad de continuar fortaleciendo el sistema tributario, sin embargo, estamos profundamente preocupados ante lo que parece ser el diseño de un sistema persecutorio que acosará a miles de agentes económicos que cumplen sus obligaciones en tiempo y forma. Nos preocupa cualquier tipo de esquema fiscal, con el que puedan pagar justos por pecadores, sin que necesariamente se esté remediando el problema original de combatir la evasión de impuestos.

Poco se ha hablado de la polémica propuesta para incorporar en el Código Fiscal de la Federación (CFF), el Título Sexto sobre la Revelación de Esquemas Reportables, con el que se pretende obligar a los asesores fiscales a reportar, ante el Servicio de Administración Tributaria, las estrategias que recomiende a sus clientes para que estos obtengan beneficios fiscales.

En otras palabras, con la Revelación de Esquemas Reportables –ya sea Generalizado para varios clientes o Personalizado para uno solo– el asesor y el contribuyente deberán notificar al SAT la planeación o el conjunto de actos jurídicos que llevarán a cabo, revelando los detalles y solicitando la opinión favorable de la autoridad fiscal de manera previa.

Ahora el SAT –reconvertido en una especie de juzgado– podrá calificar la estrategia como positiva o declararla ilegal, en un proceso que puede prolongarse hasta los ocho meses. En el segundo caso y una vez notificado por el asesor, el cliente podrá recurrir al Tribunal de Justicia Administrativa (TFJA) para intentar impugnar la decisión, volviendo el procedimiento profundamente burocrático y peligrosamente invasivo.

Ante ello, en Coparmex señalamos algunos puntos que consideramos perjudiciales sobre los Esquemas Reportables –que en otras experiencias ha derivado en escándalos mundiales como el caso “Panama Papers” o el “Football Leaks”:

Uno. Se viola el principio del secreto profesional y del derecho a la intimidad, que protege civil y penalmente a médicos, abogados y asesores –en este caso asesores fiscales–, quienes acceden a datos e información del orden privado y que deben mantener en secrecía para proteger las actividades de sus clientes.

No sólo se trata de un asunto legal, sino de permitir que los consejeros fiscales puedan cumplir con sus funciones de asesoramiento, con la más alta ética y profesionalismo posibles.

Dos. Las autoridades fiscales tendrán nuevos dientes con los que se vuelven inquisidores de los contribuyentes, sobre todo, cuando éstos decidan realizar la planificación fiscal internamente.

Y tres. Se pondrá en peligro la profesión de intermediación fiscal, de quienes asesoran a las empresas y otros tipos de contribuyentes para diseñar un conjunto de acciones que les permita enfrentar las cargas tributarias con mayor eficiencia, siempre en el marco de la Ley.

En este punto, cabe subrayar que no es lo mismo: no pagar los impuestos que le corresponden a uno y pagar la menor cantidad tributaria que la actual legislación fiscal defina en su demarcación.

Por estas razones, hacemos un respetuoso llamado a los Diputados Federales para que reconsideren los efectos de esta propuesta, que desafortunadamente ya ha sido aprobada en el Senado de la República.

En Coparmex, creemos que sí es posible recaudar sin que sea necesario tener una política fiscal persecutoria. Debemos reconocer que la misma legislación establece alternativas que pueden generar economías de opción para los contribuyentes.

Por supuesto que, juntos podemos construir un sistema tributario moderno, funcional y sumamente recaudatorio, pero que a su vez sea justo, equilibrado y garante del cumplimiento de nuestra Ley; un sistema tributario que nos ayude a continuar los esfuerzos de transformación de nuestro país y a impulsar el conjunto de nuestra economía. Muchas gracias.

COPARMEX: A UN AÑO DE DISTANCIA, RECORDAMOS LA VIDA  DE URIEL ULBERTO LOYA DEISTER Y EXIGIMOS JUSTICIA

COPARMEX: A UN AÑO DE DISTANCIA, RECORDAMOS LA VIDA DE URIEL ULBERTO LOYA DEISTER Y EXIGIMOS JUSTICIA

El día de hoy se cumple un año del lamentable atentado que cobró la vida de Uriel Ulberto Loya Deister, Presidente del Centro Empresarial de Hidalgo del Parral, Chihuahua. Con profundo pesar, recordamos la trayectoria y el legado de este joven empresario, quien dedicó sus días para impulsar el desarrollo y la actividad productiva de su región.

Siempre será conmemorado y reconocido como un destacado estudiante y promisorio empresario, pero más aún, como un mexicano ejemplar comprometido con las grandes causas de su comunidad, de su estado y de su querido país. Como Consejero Nacional de Coparmex y como Presidente del Centro Empresarial de su localidad, a pesar de su corta edad, logró trascender y convertirse en ejemplo de profesionalismo, intachable comportamiento y un trabajo dedicado a fortalecer las actividades propias de la confederación y de sus agremiados.

A un año de distancia, condenamos este trágico suceso y nuevamente exigimos justicia. Resulta lamentable que las indagatorias llevadas a cabo por las autoridades de Chihuahua aún no tengan efectos en la investigación y que los responsables de este lamentable atentado sigan en libertad, aún habiendo un compromiso por parte del Gobierno del Estado para resolver el caso.

El crimen –por sí solo– sigue lastimando la memoria de familiares y seres cercanos, lo mismo que de la comunidad empresarial y sociedad de Chihuahua; pero a ello se suma un sentimiento de indignación profunda, ante la falta de claridad en la investigación y la impunidad en los hechos.

En Coparmex, hacemos un llamado enérgico a la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, para que muestren los avances de la investigación. Hoy más que nunca –ante las alarmantes cifras de delincuencia y violencia generalizada en la entidad y en el país–, demandamos la resolución del caso y la detención expedita de los asesinos materiales e intelectuales. Por la memoria de Uriel Ulberto Loya Deister, exigimos justicia.

Señal Coparmex || Crecimiento Económico: Condición necesaria para aspirar al desarrollo

Señal Coparmex || Crecimiento Económico: Condición necesaria para aspirar al desarrollo

Desde hace décadas, el avance de las naciones se ha medido a partir de su crecimiento; es decir, a partir del aumento en la cantidad de bienes y servicios que se han producido en una economía durante un periodo determinado.

Se trata del principal referente del dinamismo; ya que una economía que crece es capaz de generar riqueza, empleos y oportunidades de desarrollo para su población. No crecer limita el desarrollo de un país; y decrecer pone en riesgo el bienestar y el futuro de las sociedades.

Por esta relevancia en el crecimiento, implícitamente, el incremento del Producto Interno Bruto también se ha convertido en la vara que mide el desempeño de los gobiernos. Desde luego que no debe ser el único parámetro para considerar cuando se califique a una administración pública. Pero negar la importancia del crecimiento es cerrarse las puertas del desarrollo.

El pasado viernes 23 de agosto, en Villahermosa, Tabasco, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que para su gobierno era más importante el desarrollo que el crecimiento. Y también indicó, que crecer es crear riqueza, mientras que el desarrollo es crear riqueza y distribuirla.

Ante el primer planteamiento, en Coparmex señalamos que el crecimiento y el desarrollo están estrechamente relacionados entre sí. No se entiende el uno sin el otro. Puede haber crecimiento sin desarrollo, pero nunca podrá haber desarrollo sin crecimiento económico.

El crecimiento es la base para lograr el desarrollo integral de la población.

Un desarrollo –en el más amplio sentido de la palabra– que incluya desarrollo humano; es decir, condiciones de seguridad, acceso a una educación de calidad, con servicios de salud y, desde luego, con acceso a una pensión digna para el retiro.

Un desarrollo físico, con obras y proyectos de infraestructura básica, como carreteras, puertos, aeropuertos, alcantarillado y red eléctrica.

Y también, un desarrollo tecnológico que genere innovación y empleos, elevando la productividad del país.

En suma, se tiene que buscar un desarrollo continuo y multidimensional, para todos los estados del país, para todos los sectores de la economía y para todos los estratos de la sociedad.

La fórmula es impulsar una economía con crecimiento constante para alcanzar un desarrollo integral que nos lleve al bienestar de la población en el largo plazo.

A pesar de las muchas tareas pendientes que dejó la administración federal anterior, es justo reconocer que el Gobierno de México recibió condiciones propicias para lograr crecimiento, desarrollo y bienestar.

Recibió una economía estable en sus fundamentales macroeconómicos, abierta al mundo y sumamente diversificada –con menor dependencia del petróleo y con cada vez mayor actividad en industrias de alto valor agregado.

Recibió un país de instituciones, con solidez democrática y plena estabilidad social.

Con casi nueve meses de la nueva administración y en las vísperas de su Primer Informe de Gobierno, en Coparmex compartimos la preocupación de diversos sectores de la sociedad, ante el aparente estancamiento de la economía; confirmado hace unos días, con la revisión a la baja por parte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sobre el nulo crecimiento del Producto Interno Bruto para el segundo trimestre del año.

La cifra del 0.0 por ciento de crecimiento, con datos ajustados por estacionalidad, rompe el segundo planteamiento hecho por el Presidente; ya que sin crecimiento económico, no hay riqueza que distribuir en la población. Aquí yace la gravedad de una economía que no crece.

Más allá de las explicaciones técnicas detrás de este dato, hay que señalar a la falta de confianza y certidumbre como el principal responsable de este precario desempeño de la economía.

A nadie escapa que las acciones del Gobierno de México –como la cancelación de obras y contratos, la terminación de instituciones o la excesiva concentración en el poder presidencial– han generado un clima de desconfianza, que a la postre, obstaculiza el crecimiento.

En Coparmex, hacemos un respetuoso llamado al Gobierno de México, para trabajar en revertir esta alarmante tendencia de nuestro crecimiento. A fin de recuperar su dinamismo, urgentemente, México necesita volver a ser sinónimo de certidumbre y confianza.

Certidumbre en las reglas, a través de leyes estables, aplicadas de forma consistente y con condiciones parejas.

Confianza, mediante el cumplimiento de los contratos por actores públicos y privados.  Es decir, predictibilidad para las inversiones, especialmente las de profundo calado y las de largo plazo.

Falta mucho por hacer, pero con certidumbre y confianza, es posible generar las condiciones que nos permitan transitar del crecimiento inercial de los últimos 30 años, hacia una nueva etapa de crecimiento sostenido.

Tenemos que propiciar la llegada de nuevas inversiones productivas y, con ello, abrir la puerta de más empleos y más desarrollo tecnológico, sobre todo en los sectores estratégicos de la economía como el energético y el de la construcción.

El objetivo es liberar el potencial de nuestra economía, como un medio para propiciar el desarrollo, abatir la pobreza y alcanzar una mejor calidad de vida para las familias mexicanas.